Se ha producido un error en este gadget.

martes, 13 de agosto de 2013

Me quiere... no me quiere...

Mis queridos amigos y amigas, no cabe duda que enamorarse es una de las cosas mas hermosas que hay en este mundo, hasta físicamente hay buenas consecuencias que solo el amor puede lograr en nuestro organismo (y ni que decir del sexo), realmente es uno de los mejores momentos en la vida de las personas.

Pero ojala todo fuera tan simple como enamorarse y ya, en este mundo tan bizarro en el que vivimos, las cosas están cada vez más complicadas en ese tema, las expectativas propias y extrañas son cada vez más altas, sobre todo en un mundo tan superficial como el nuestro y aunque supongo por lo que se de algunas personas que en el mundo “hetero” es casi igual, en el mundo gay la cuestión es un poco más difícil, la mayoría quiere una pareja estable económica y emocionalmente, con pasado superado, grandes aspiraciones, cuerpos perfectos, ropa de marca y tecnología de punta, carro del año, buena educación y gran compromiso social y ambiental, vaya, queremos al hombre o la mujer del siglo y aceptémoslo, solo somos simples seres humanos con cualidades simpáticas que deberían agradarnos mas y defectos de los cuales tenemos mucho que aprender aun.

Y si bien muchos de nosotros nos esforzamos por ofrecer algo bueno a los demás aunque por mas que hagamos jamás seremos perfectos (es mas, algunos jamás seremos normales siquiera), no deberíamos tener conceptos tan alejados del piso en el que nos encontramos, pero bueno, supongamos, que encontramos lo más parecido a lo que queremos (mucho mejor si nuestro estándar es mucho más realista) conoces al chico o chica en cuestión, te agrada en casi todos los aspectos, sientes que “esta vez si es el bueno” como seguro muchos hemos dicho más de una vez, te agradan sus defectos (aunque no deberíamos confiarnos pues estamos algo cegados por el enamoramiento) y entonces nos topamos con el conflicto mas grande… ¿Seremos correspondidos?

Al menos para mi ese es uno de los grandes conflictos con el que siempre me topo y por mas docenas de flores que compres para el “me quiere… no me quiere…” nunca podremos saber que es lo que pasa por la mente y el corazón de la persona en cuestión, a veces creo que este punto del proceso es el peor, en el que mas nos saboteamos y en el que si no controlas tus nerviecitos podrías arruinar todo.

Como saben, solo escribo de lo que me pasa, y esta vez no es diferente… si bien hay alguien que me agrada y que logro captar mi atención (aunque pocos logran mantenerla) la verdad es que la incertidumbre me tiene un poco conflictuado, por que por un lado aunque me siento listo para embarcarme en una relación estable, hay muchas cosas en mi vida que requieren mi tiempo y dedicación, pero siempre existe cierta necesidad de dar amor y recibir un poco y cuando te topas con la persona que consideras que podría ser el objeto de tu afecto, esperas que esa persona también quiera que tu lo seas para el o ella y que eso haga que dejes a un lado tus dudas y temores, pero hasta que no diga que también siente lo mismo ¿Qué debes hacer tu?  ¿Decirle algo? ¿Esperar? ¿Esperar que? ¿Qué desaparezca como algunos ya lo habrán hecho antes? ¿Esperar a que confiese su interés por ti? ¿De cuanto tiempo debe ser la espera?


En este momento lo único que se es que no quiero lastimar ni salir lastimado de ningún lugar y bajo ninguna circunstancia, pero también se que se debe luchar por lo que se quiere ¿Qué haces tu en esa situación? ¿Qué estas haciendo diferente de otras ocasiones para que de verdad funcione?