Se ha producido un error en este gadget.

martes, 28 de octubre de 2014

Demostraciones de amor

Mis queridos lectores y lectoras del blog, estoy seguro que todos y todas, cuando no tenemos una pareja amorosa visualizamos como será esta cuando llegue a nuestras vidas, es común fantasear con la idea de encontrar al príncipe o princesa (el color decídanlo ustedes) de nuestros sueños pero sobre todo nos gusta imaginar cómo nos va a tratar esa persona, de qué forma nos va a conquistar y a enamorar, en este punto las posibilidades son tan infinitas como ideas puedas tener en la mente.

Claro que del dicho al hecho hay mucho trecho, porque en la cuestión práctica de las relaciones humanas, la fantasía dista mucho de la realidad pues a veces esa persona especial que llega a nuestras vidas es totalmente lo contrario a lo que imaginabas en nuestros momentos “Blancanievezcos” (ya sabes, cuando chacheas y escuchas canciones de amor y te imaginas al amor de tu vida que llega para contratarte una muchacha que limpie por ti), pues tú imaginabas que el galán en cuestión, sería romántico, detallista, cariñoso, que siempre te dirá cumplidos bonitos hacia tu persona… y resulta ser que el galán es más bien gañan, ni cariñoso, ni romántico ni nada, la persona en cuestión es más fría que un hielo, si bien te va al menos será educado.

No sé si se trate de crearnos una expectativa muy elevada sobre la persona o que a veces simplemente nos equivocamos al elegir porque nos dejamos llevar por algunos pocos factores en lugar de ver la totalidad y a veces nos terminamos involucrando con una persona que ni siquiera sabe decirnos una palabra bonita o tener un gesto amable hacia nosotros, hasta donde sé, esas relaciones están destinadas a fracasar pues en primer lugar, no te corresponde hacer todo el trabajo bonito o todo el trabajo sucio a ti solamente, en una relación de dos, es necesaria la reciprocidad y en segundo lugar, nos merecemos eso con lo que soñamos, no migajas de eso.

Pero esperen, hay otra parte en estas situaciones que es igual de importante, siempre que estamos en una de estas relaciones de una sola vía, aparece aquel amigo, o aquella amiga que aunque no representa ningún interés que no sea el de ser amigos (al menos para nosotros), que nos trata justo como queremos ser tratados o mejor aún, que sabe mostrar cariño cuando lo necesitamos, apoyo, que nos sube la autoestima, en fin, que tiene todo lo bueno que buscamos pero que a simple vista no nos atrae ni mucho menos y la verdad es que a veces me pregunto si no será mejor decidirse por quien te trata mejor porque finalmente es con eso con lo que has soñado también y no solo con el empaque.

Lo que si sé, es que si a la persona que te trata como te mereces nunca le vas a ver con otros ojos que no sean los de la amistad, más vale no ilusionarlos o darles esperanzas de que algún día podría pasar algo más entre ustedes solo por que necesitas que te traten bonito, sería muy injusto pues al no inspirarte nada, quizá seas tú quien no lo trata como se merece o como le gustaría que lo traten.

En el caso de la persona con la que ya estas saliendo o con quien ya estás en una relación, creo que es importante hacerle ver cuáles son tus necesidades y es que, si bien hay personas que no pueden expresar de forma cariñosa lo que sienten, a veces las acciones hablan más que las palabras y es importante que te sientas querido por la persona con la que quieres compartir tu vida en ese momento, que sepa que a la larga esa situación podría cansarte y podrías optar por poner distancia o que quizá existe alguien que ya está cerca, que te trata como te mereces y a quien podrías darle una oportunidad gracias a la forma en la que te trata.

¿En cuál de estas posiciones te has encontrado? ¿Qué haces tú para hacerle ver a la persona con la que estas que la quieres? ¿Cuánto tiempo estás dispuesto a aguantar sin recibir demostraciones de amor?

Un fuerte abrazo

Julián.




martes, 7 de octubre de 2014

Expresando lo que siento...

Mis queridos amigos y amigas que me leen, sé que esto no es el tipo de cosas que suelo publicar en el blog, pero bueno, la verdad es que me sentí algo inspirado y decidí compartir esto con ustedes, porque eso pasa cuando uno está sintiendo estas cosas, desea compartirlo con el mundo y esta es una forma “segura” de hacerlo.

“Nunca he tenido miedo de ser quien soy, de pensar lo que pienso, de sentir lo que siento ni de decir lo que digo, nunca he tenido miedo de expresar cada una de estas cosas de alguna u otra forma y menos si se trata de decirte las cosas que tú inspiras en mí, quiero que sepas como me haces sentir, como me haces soñar despierto y lo que me haces desear.

Sé que puede sonar apresurado, sé que puede parecer que vuelo muy rápido, sé que te podría costar seguirme en este viaje, pero conozco mi habilidad para guiarte y evitar que te pierdas en el camino y si aun así, llegara a pasar, quiero ser el faro que te guie de vuelta al camino y quiero ser quien te espere en el muelle para decirte que te quiero y quizá, escucharte decirlo

No tengo prisa por escuchar aquellas palabras salir de tu boca... y no porque no las quiera escuchar, sino porque en mi mente se quedó grabado, que al menos durante un segundo perdiste el miedo y las dijiste, quizá sin pensarlo te quitaste la armadura y dejaste que tu corazón hablara con una voz pequeña y tímida, pero estando ahí, entre el silencio y la oscuridad alcancé a escucharte mientras te observaba y decidí guardarlas para mí, para esos días en los que necesito escucharlas, para no perder la fe mientras consigo que simplemente te nazca decirlas.

Y por último solo quiero decirte que esto es lo que soy, así, transparente como he sido desde el primer día; que me estuve preparando para recibirte, a base de pruebas y errores, que antes de que llegaras barrí bien mi corazón para que no hubiera nada ensuciándolo ni estorbando por si te quieres quedar en él, no prometeré cosas que no puedo cumplir, pero sí sé que nos vamos a divertir, que buscaré hacerte sonreír cada día, que te voy a alimentar no solo el cuerpo, sino también el alma y quizá, si el universo lo permite, será mucho más que solo algo pasajero.”

Lo sé, ahora saben que me he convertido oficialmente en la persona más cursi del mundo y que probablemente la persona para la que lo escribí se sienta terriblemente avergonzado, pero los que me conocen de verdad saben que esa persona se está convirtiendo en alguien muy especial para mí o jamás habría escrito algo como eso y quiero que lo sepa.

Y ahora que me exhibí de tal forma pues acepto sus comentarios al respecto (jaja) ojala que alguno se sienta identificado con mis palabras y se decida a expresar también lo que siente (y si no pueden hacerlo pues copien y peguen pero háganle saber a quién quieren lo que sienten).

Un fuerte abrazo.
Julián