Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 7 de abril de 2011

Aprendiendo a aplicar la Filosofía de la Tía


La verdad es que nunca me he considerado un chico atractivo (últimamente tampoco me considero muy chico) y aunque hubo momentos en los que aseguraba necesitar de una pareja, creo que logre superar esa etapa y ahora estoy mas enfocado en mi, me siento a gusto conmigo físicamente y aunque no necesito pareja, no me cierro a ninguna posibilidad, pero ya les hablare mas a fondo de eso en otro momento. La primera vez que decidí aplicar “la filosofía de la Tía” fue en un momento en el que me sentía muy solo y creía, como a muchas personas les pasa, que nadie se fijaría jamás en mí y que me quedaría solo… incluso ya me veía envejeciendo sentado en una mecedora acompañado solo por un gato sentado en mi regazo y el olor a libros viejos en mi casa.

Fue entonces cuando apareció la primer “victima” a quien llamaremos “el joven L” un chico nada atractivo, ni física, ni emocional ni intelectualmente…

Lo conocí por medio de alguien de mi familia, ellos eran compañeros de escuela y nadie sabía que “el joven L” era gay, comenzó a buscarme y un día sin previo aviso, aunque de cierta forma ya me lo esperaba, me dijo que yo le gustaba y que le interesaba tener una relación seria conmigo… como ya se imaginarán fue el momento en el que aplique “la filosofía de la Tía” y decidí darle su oportunidad.

Creo que esa fue una de las decisiones mas terribles de mi vida, no me gustaba, no lo quería, no teníamos nada en común e incluso me avergonzaba que me vieran con el a pesar de que nunca he sido una persona superficial, “el joven L” pensaba que leer un libro era perder el tiempo, su idea de una buena película se limitaba a balazos y golpes, pero lo peor era que decía que el jamás aceptaría su homosexualidad pues al ser hijo único debía cumplir con lo que sus papás esperaban de él, básicamente estaba con un heterosexual de los que solo viven para tomar cerveza, ver lucha libre y rascarse la panza.

Lo peor no fue aceptarlo desde el principio, lo peor fue tener la autoestima haciendo investigaciones en el subsuelo por que eso me hizo pasar medio año con el, pues cuando me decidía a terminar la relación, solo necesitaba rogar un poco para que yo me sintiera mal y sobre todo para  que reconsiderará si quería estar solo o no y terminaba por seguir con el, al final logre hacerme a un lado y dejar a esta persona que solo me hacia daño, me hacia hundirme mas, hoy soy una persona feliz y él… se casó con una mujer y tiene una hija.

A si que, desde mi humilde opinión, lo peor que podemos hacer es aceptar salir con gente por no sentirnos solos, aun así seguí aplicando la filosofía que le da nombre a este blog por que también me ha dado buenas anécdotas o al menos basado en esa filosofía acepto tener citas con cualquiera que me lo pida… y créanme he tenido citas extrañas de las que pronto podrán leer… ahora quisiera saber ¿Qué es lo peor que han hecho ustedes para no sentirse solos? Y ¿Qué piensan de cómo termino el joven L?

Nos leemos la próxima semana con algo diferente y si alguien desea que hablemos de algún tema en específico, no duden en decírmelo.

Julián

2 comentarios:

  1. HOLA.

    Espero estes muy bien, me gusto mucho lo que dices es tu blog y hasta cierto punto me ah pasado por la cabeza el verme asi, aunke aun no cedo en la lucha de encontrar el amor muchas veces si me eh visto llorando x alguien o que no vale la pena o que me esta haciendo sufrir y hasta cierto punto parece que nos gusta el dolor por que aho seguimos jeje. Ps bueno espero sigas escribiendo buenas notas y quiero saber mas sobre la filosofia de la tia... atte. Lu

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias Lu! lo mas imortante y ya les contare de eso, es estar a gusto con nosotros mismos, una vez que lo estamos no necesitamos a nadie(eso no quiere decir que no podamos amar o tener pareja) y ademas asi ya no permitimos que el sufrimiento sea parte de nuestra vida.. siguele echando ganitas y claro que les contare mas.

    un abrazo!

    ResponderEliminar