Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Confesiones Navideñas

Mis queridos lectores y lectoras, como muchos de ustedes saben este blog se ha caracterizado por tocar temas desde el punto de vista gay, pero que no necesariamente son exclusivos de gays, cualquier persona, sin importar su sexo biológico, su género o su preferencia sexual se puede identificar con estos temas (lo cual hace que nos demos cuenta que somos todos iguales) y estoy casi seguro de que el tema de hoy no será la excepción.

Se acercan fechas importantes para muchos, la Navidad la festejamos en muchos niveles, no solo basándonos en los significados religiosos, algunos nos reunimos con personas que no vemos el resto del año ya sea gracias a las vacaciones o a ese espíritu que ronda en el aire y que nos hace querer reencontrarnos con personas, que nos hace reflexionar, querer corregir errores, pedir perdón o perdonar a quien nos ha hecho daño.

Algo que al menos entre gays y lesbianas es muy común en estas fechas son las confesiones y las salidas de clóset, aun no entiendo por que, pero es muy común que aprovechen la cena de noche buena para hacer tan especial confesión, supongo que basados en la idea de que todo es amor y paz esa noche, pensamos que será más fácil decirlo y ser “perdonados” pero la verdad es que no necesitamos eso.

Y es que no solo nosotros hacemos ese tipo de confesiones, podría asegurar que las noticias mas complicadas de dar han visto la luz en cenas navideñas, desde embarazos no planeados hasta enfermedades, la gente suele sincerarse en estas fechas y no se ustedes pero desde mi punto de vista no es la mejor ocasión, aunque también considero que no existe mejor momento que en el que nos sentimos preparados para hablar, para aceptar que no todos estarán de acuerdo, que no todos lo entenderán pero sobre todo, cuando estamos decididos que es lo mejor para nosotros, que si lo decimos es solo por compartirlo, que las decisiones al respecto están estudiadas y tomadas y que lo que los demás digan no nos va a afectar mas que lo que debe.

Así que piensen mejor en todo lo anterior que hay que tener para hacer confesiones y trabajen en eso antes de decidir que fecha es la adecuada para hablar, cuando todo lo demás este en orden, el momento perfecto llegará solo, mientras tanto, solo disfruten las fiestas y a sus seres queridos y si pueden, traten de ayudar o dar algo a quien menos tiene, eso los hará sentir muy bien.

¿Han hecho ustedes alguna confesión navideña? ¿Qué es lo más fuerte o extraño que les han confesado en fiestas decembrinas? Creo que en mi caso solo se ha tratado de confesiones “amorosas”.

3 comentarios:

  1. hay yo si, pero no fue confesión gay si no de que yo habia tomado "prestado" los mil pesos de mi hermana hehe, se molestaron y mas mi hermana, pero obvio estaba listo para decirlo, porque ya tenia el dinero para devolverselo :P

    ResponderEliminar
  2. JAJAJAJA, esa fue muy buena!! pobre de tu hermana la dejaste sin dinero, espero que no haya sido por mucho tiempo...

    ResponderEliminar
  3. ajaja pss si fue algo de tiempo...LO tomé en las vacaciones de verano, para irme de farra con unos cuates :P

    ResponderEliminar